OBJETIVO PIKES PEAK; EL BENTLEY CONTINENTAL GT3 MÁS EXTREMO SE PREPARA PARA BATIR EL RECORD EN EL TIME ATTACK   

Bentley se lanza al reto de conquistar Pikes Peak y lo hace apoyándose en los combustibles renovables para mandar un mensaje que defiende el automovilismo responsable pero sin dejar de lado la emoción. Si todo sale bien, obtendrán el tercer título que le otorgará a la marca la triple corona.

Parece que la marca inglesa no se cansa de batir récords. Recientemente lograron con el Bentayga el título del SUV de producción más rápido de la historia, y con el Continental GT recorrieron Colorado Springs en el menor tiempo de un coche de producción. Ahora se lanzan a la aventura de despedir el Continental GT3, que llega a su fin productivo, de la mejor manera posible, tratando de batir el récord de Pikes Peak con combustible ecológico. Aunque no han especificado aún a qué combustible se refieren, aseguran poder reducir casi el 85% de los gases que producen efecto invernadero (comparando con otros combustibles de carreras, gasolina comercial) que se hubieran empleado para llevar al límite a este bestial V8 de 4.0 litros.

El piloto será Rhys Millen, quien ya ha sido el «factor humano» de confianza de Bentley para retos anteriores. El objetivo es superar el récord actual de la categoría Time Attack T1 en el que el piloto David Donner logró completar los 19,99 kilómetros que componen Pikes Peak en 9 minutos y 36,559 segundos a bordo de un Porsche 911 GT2 Clubsport. La fecha del evento será el próximo 27 de junio.

Para afrontar el reto, han tenido que preparar específicamente este Continental GT3 ya que las alturas de Pikes Peak alteran la densidad del aire y eso afecta especialmente a los motores. En la parte más alta de la montaña nos encontramos con una falta de oxígeno que supondrá una drástica pérdida de potencia. Además es necesario sobredimensionar de esta manera toda la parte aerodinámica ya que una densidad baja del aire no podrá generar la carga aerodinámica suficiente. Se trata del alerón más grande empleado por Bentley, las ventanas se han sustituido por tomas de aire gigantes y el difusor está desarrollado específicamente para este evento.

No os olvidéis, el 27 de junio, Bentley podría lograr la ansiada triple corona. Pero no os preocupéis si os despistáis, aquí estaremos nosotros para contároslo.

Deja un comentario

¿Tienes un minuto?

Queremos conocerte mejor para daptar nuestro contenenido a tus intereses.

Vamos allá